febrero 6, 2019

Blog thumbnail

Conoce 5 formas para ayudar a tu gato a adelgazar

1. Dele porciones controladas de alimentos en un horario consistente.

La mayoría de los dueños de gatos con sobrepeso sirven a sus mascotas un bufé de comida durante todo el día. Colocan un plato de comida y él gatito tiene permitido comer durante todo el día. Cuando la comida se termina, vuelven a llenar el plato.

El instinto natural de su gato es comer una cantidad pequeña de comida de una forma rápida seguida de un descanso, después otra pequeña cantidad de alimento y otro período de ayuno. Los gatitos a los cuales se les proporciona con un suministro constante de alimento se convierten en comedores compulsivos. Esto va en contra de la naturaleza, y los gatos que comen demasiado muy a menudo consumen demasiadas calorías de las porciones incontroladas de alimento.

Dos comidas controladas al día, una en la mañana y otra por la tarde, procurando que sean a la misma hora cada día, funciona bien para la mayoría de los gatos y también se adapta fácilmente en los horarios diarios de la mayoría de las familias. Si esta en casa durante el día, puede alimentar con varias comidas pequeñas, puesto que un estudio demuestra que los gatos alimentados más a menudo son más activos.

 

2. Realice los cálculos.

 Para saber cuánta comida debe darle a su gato, se deben calcular las calorías. Le recomiendo consultar con su veterinario la cantidad adecuada de acuerdo al peso de su gatito.

Para averiguar cuántas calorías requiere por día su gato para alcanzar su peso ideal, primero debe pesarlo. A continuación, convierta su peso en kilogramos dividiendo su peso en libras entre 2.2. Por ejemplo, si su gato pesa 15 libras, su peso en kilogramos es 15 divididos entre 2.2, igual a 6.82 kilogramos. Multiplique el peso de su gato en kilogramos por 30 y luego agregue 70 a ese resultado: 6.82 kg x 30 = 205 + 70 = 275. Ahora multiplique ese resultado por 0.8: 275 x 0,8 = 220. Su gato necesita 220 calorías en un día para mantener su peso de 15 libras.

Si su gato come menos de 220 calorías perderá peso. Si obtiene más de 220 calorías al día, aumentará peso. Si lo mantiene estable en esas 220 calorías, podrá mantener su peso actual.

3. Introduzca una alimentación apropiada según su especie. 

Si su gato está comiendo croquetas, tendrá que hacer una transición lenta y segura al tipo de nutrición correcta según su especie. Los gatos requieren una alimentación balanceada a base de carne fresca y húmeda que puede hacer en casa con algunas recetas, o comprarla con un vendedor. Una buena alimentación no sólo ayudará con la pérdida de peso, sino también a que su compañero felino esté más saludable a largo plazo. Durante décadas se ha sabido que las croquetas son muy dañinas para la salud de los gatitos. Afortunadamente, estamos empezando a ver una serie de estudios científicos que muestran todos los beneficios de los alimentos húmedos para gatos.

Recuerde que la mayoría de los adictos a la comida seca de inicio no comerán alimentos crudos. El primer paso es hacer la transición a la comida enlatada. Una vez que su gato ya no consuma comida seca si no en lata, es relativamente fácil la transición de comida enlatada a alimentos frescos.

Los gatos también pueden aumentar de peso si comen demasiada comida cruda, sin el ejercicio apropiado. Así que asegúrese de calcular el consumo calórico adecuado para su gato, independientemente de qué tipo de alimento esté comiendo.

4. Las manadas de gatos deben alimentarse individualmente. 

Algunos gatitos son comedores voraces, mientras que otros son perpetuamente exigentes. Si resulta que usted tiene ambos tipos de comedores en su casa, es mejor separarlos a la hora de comer. Esto le da la capacidad de controlar con precisión la cantidad de alimento que sirve a cada gatito, le permite saber inmediatamente si el apetito de alguno disminuye o aumenta notablemente (ambos pueden ser signos de enfermedad), y el alimentarlo de forma individual también permite que cada gato pueda comer a su propio ritmo, sin necesidad de usar sus recursos de guardia.

5. Motívelo a hacer ejercicio todos los días. 

La buena noticia es que si su gato sólo está en el interior estará mucho más seguro del trauma, enfermedades y daños generales que los gatos que entran y salen de casa. La mala noticia es que los gatos que están únicamente dentro de casa a menudo no hacen mucho ejercicio y siempre están echados.

Asegúrese de que su gato tenga cosas para escalar, como un árbol para gatos o una torre con multiniveles. Invierta en un juguete de láser, uno muy barato. Cuando considere otras actividades divertidas para su gatito, piense como un cazador y elija juguetes y acciones que apelan al instinto de acecho de su gato.

Tampoco olvide las actividades comunes, como arrastrar un pedazo de cuerda a través del suelo y que su gato pueda verlo. Las pelotas de ping-pong son otro juego antiguo pero divertido, junto con pedacitos de papel enrollado en las pelotas y prácticamente cualquier objeto que sea ligero que se pueda usar para moverlo rápidamente y de forma inesperada.

 

Deja un comentario